Última Hora

Raimundo Pérez, abogado del futbolista Marcel Hernández, considera que programar el juicio contra el jugador de Alajuelense hasta el 2024 es “ingrato, inhumano y grosero”.

La Unidad de Género de la Fiscalía Adjunta de Cartago confirmó que el juicio contra Hernández fue programado por el Tribunal Penal para el 29 y 30 de abril de 2024.

“Se trata de un señalamiento ingrato, grosero e inhumano porque programan un juicio en el mismo proceso que no ha sido corto, porque a finales de octubre cumple tres años y el juicio será dentro de tres años. Lo más grave es que Marcel tiene medidas cautelares que lo perjudican personal y laboralmente y, a pesar de que ha demostrado su apego al proceso, es una injusticia”, dijo Pérez.

Durante todo este tiempo de proceso penal, el jugador no ha podido ir a Cuba para ver a su familia, ha perdido "una decena de oportunidades" para jugar en el extranjero y, lo más lamentable para su abogado, es que el delantero está llegando al final de su carrera.

“Nosotros estamos claros en la defensa qué tenemos y él va a salir absuelto. Marcel quiere juicio pronto porque esto lo afecta mucho. Nosotros planteamos con todo respeto una reconsideración al tribunal, explicando la situación, pero de no prosperar el cambio tendríamos que ir a la Sala Constitucional”, comentó el abogado.

El juicio podría tardar tres días, ya que solo tendrá tres testigos técnicos, la declaración de la víctima y su madre.

Para el abogado, "Marcel lo que pretende es que se le levanten las medidas cautelares y que después de eso el juicio lo señalen en 2030 si quieren, ya que eso le daría la oportunidad de ir a jugar al extranjero".

“El jueves pasado recibimos la noticia del juicio y yo tuve que consolarlo porque él no lo esperaba y es lamentable lo que pasa en el Poder Judicial de este país”, agregó Raimundo Pérez.

Hernández enfrentará a la justicia por cuatro presuntos delitos de violación contra una menor de edad, vecina de Cartago.

De acuerdo con la acusación, los hechos que se le achacan habrían ocurrido en agosto de 2018, cuando la víctima tenía 16 años. El cubano fue detenido el 4 de octubre de ese mismo año, luego de que la ofendida interpusiera una denuncia en su contra.

Por este caso, Marcel fue sobreseído en dos ocasiones, pero tras una apelación se dictaminó la apertura de juicio.

Youtube Teletica