Última Hora

El servicio de emergencias 9-1-1 valora como última opción a su crisis de financiamiento solicitarle al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que le perdone la deuda de ₡70 millones que arrastra desde el año anterior.

Esa obligación tiene al sistema contra la pared, pues si no la paga antes del 31 de marzo próximo se expone a la suspensión de los servicios de telecomunicaciones y, por ende, tendría que dejar de operar.

“Ellos (la administración del instituto) nos dijeron que nos daban una prórroga de pago hasta el 31 de marzo, entonces la estrategia fue esperar el primer mes de este año y los primeros días de febrero para ver si existe voluntad de apoyar el proyecto para eximir al sistema de la regla fiscal.

“Lo que queremos es ver si existe esa voluntad de eximirnos de la regla para poder decirle al ICE que con eso resuelto necesitamos una ampliación de esa prórroga y cumplir con esas obligaciones, pero si la voluntad política no existe, la nota tendrá que ir en otra línea, que es decirle al ICE que valore la posibilidad de condonar esa deuda en razón de que sería la única forma de mantener en operación el sistema”, explicó la directora del 9-1-1, Elena Amuy.

El servicio de emergencias intenta sin éxito, desde el año anterior, que los diputados aprueben un proyecto de ley para excluirlos de ese límite al gasto que se incluyó en la reforma fiscal y que es, precisamente, el que originó esa deuda, porque aunque el sistema tiene los recursos, no los puede ejecutar por culpa de ese límite.

“Es una opción que tenemos, plantearle al ICE, no solo como proveedor de telecomunicaciones sino que el Sistema de Emergencias está adscrito por ley al ICE, pero estamos tratando de agotar todas las vías porque el objetivo no es aumentar la deuda del Estado, sino poder utilizar los recursos que ya tenemos”, dijo Amuy.

La deuda del 9-1-1 con el ICE se origina a partir del servicio de telecomunicaciones que el instituto les provee y la decisión que tomaron de no pagarlo para poder continuar operando pese a los recortes presupuestarios.

Teletica.com solicitó, desde el lunes, una reacción al Ministerio de Hacienda, pero este jueves indicaron que aún no tienen respuesta.

El Congreso, hasta ahora, tampoco ha avanzado en esa línea, pues el expediente no ha sido convocado, pero eso podría cambiar a partir de febrero cuando los diputados vuelvan a tomar control de la agenda legislativa.