Última Hora

Al menos 516 choferes de tráiler están varados en la frontera de Peñas Blancas por la decisión del gobierno de Nicaragua de cerrar el paso fronterizo.

La orden del presidente Daniel Ortega, tomada como represalia por las medidas sanitarias interpuestas por Costa Rica para combatir la pandemia del COVID-19, aviva el drama entre cientos de transportistas que intentan continuar con su marcha hacia el norte.

Ellos aseguran que no tienen servicios sanitarios ni ningún lugar dónde asearse, mientras que comen gracias a la ayuda de vecinos, organizaciones o incluso la Policía de Migración tica.

Observe más detalles en el video adjunto.