Última Hora

Este viernes se cumplen 51 días desde que Allison Bonilla Vásquez fue vista por última vez.

Sus familiares, amigos, vecinos y conocidos no han dejado de buscarla en ningún momento; pero la situación es cada vez más triste y desgarradora para ellos.

“Estas semanas han sido las más duras, cada día se está poniendo el ambiente más tenso, más triste. Es demasiado lo que ya está haciendo falta Allison, es desesperante”, manifestó Xiomara Vásquez, tía de la joven.

Allison habló con su madre, por última vez, el miércoles 4 de marzo cuando se bajó del bus e iba caminando hacia su casa, a eso de las 8:00 p.m.

La joven acordó toparse con su mamá en un punto específico, pero nunca llegó.

Unos lentes medicados, un arete y su cédula son las únicas pistas que se tienen hasta el momento. Dos de esos artículos aparecieron cerca de la represa de Cachí y su documento de identidad dentro de un cafetal.

Según la tía de Allison, la han buscado en Cartago, han vuelto a buscar en los mismos lugares de Ujarrás, una y otra vez; pero el resultado no ha sido positivo.

“Hemos ido a buscarla en lugares donde nos dicen que se vio algo extraño o así, pero nada. Nada más es esperar y pedirle mucho a Dios que nos dé fortaleza”.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó este viernes que el caso se mantiene a la espera del ingreso de datos frescos para verificar, de momento no hay novedades. 

“Yo les pediría de todo corazón, que lo más pequeño que hayan visto, algo que de verdad nos ayude a encontrar a 'Alli' que por favor nos lo hagan saber. No dejen de buscarla”, pidió la tía de la joven desaparecida a la ciudadanía.

Cualquier información que se tenga sobre el caso puede hacerla llegar a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.