Última Hora

40 niños de la orquesta de cuerdas de Paraíso de Cartago demuestran que a distancia también se disfruta la música y con muy buenos resultados.

Interpretar el concierto de Brandemburgo de Johan Sebastián Bach fue todo un reto para estos niños que se unieron a pesar de la distancia.

Estaban acostumbrados a asistir a clases tres horas por semana a la Escuela Municipal de Música de Paraíso de Cartago.

En medio de la pandemia decidieron no guardar sus instrumentos, continúan su proyecto con clases virtuales. Y este es el resultado de su esfuerzo.

En sus casas se grabaron individualmente, luego, unieron en forma digital 20 violines, ocho violas, 10 cellos y un contrabajo.

Una vez que termine la pandemia, estos 40 niños de la orquesta de cuerdas esperan ofrecer conciertos presenciales, mientras tanto comparten la música desde sus casas.

Vea los detalles en el video adjunto.