Última Hora

13 años han transcurrido desde que la Sala Constitucional ordenó eliminar los focos de contaminación a lo largo del río Grande de Tárcoles.

De acuerdo con la sentencia del 2007 la falta de tratamiento que se le da a los desechos de 34 cantones del Gran Área Metropolitana provocó un grave daño en todo el cauce el río y en las playas de Garabito, Puntarenas.

En aquel momento se señaló que diariamente se hacen vertidos de desechos hospitalarios, aguas residuales industriales y cloacales en el río sin ningún tratamiento previo.

Pese al contundente fallo del 2007 a la fecha se ha hecho muy poco y el daño ecológico sigue siendo alarmante.

Hasta el momento solo 30 municipalidades la gestión presentada ante la Sala Constitucional, San Mateo, Grecia, Curridabat y Moravia siguen sin dar respuesta.