Última Hora

Cerca de 250 estudiantes de comunidades rurales tendrán bicicletas para que puedan desplazarse hasta sus centros educativos.

La primera entrega se realizó la mañana de este miércoles en el Colegio Técnico Profesional de Cóbano, Puntarenas, gracias a la Fundación Tejedores de Sueños: 36 alumnos ya cuentan con su bicicleta para trasladarse.

La actividad contó con la participación de la viceministra de Planificación y Coordinación Regional del Ministerio de Educación Pública, Paula Villalta, funcionarios del INS, representantes del centro educativo y estudiantes.

Esta iniciativa de donantes de Bélgica consiste en entregar, durante varias etapas en este 2021, un total de 1.000 bicicletas para estudiantes de colegios de zonas rurales, con el propósito de contribuir a su permanencia en el centro educativo y como incentivo para concluir sus estudios.

“Cómo país tenemos un objetivo en común, que es no dejar a nadie atrás. La exclusión educativa es un tema que nos ocupa a todos como sociedad. Tenemos el compromiso de implementar proyectos que nos permitan disminuir la exclusión educativa y reincorporar personas, dando oportunidades a los estudiantes para estar en el sistema educativo.

“Es por esto que hoy celebramos la implementación del proyecto ‘Al cole en bici’, que brinda a los estudiantes en condición vulnerable una bicicleta, un medio de transporte alternativo, seguro, amigable con el ambiente, fácil de usar.  

"Una felicitación por el trabajo articulado con la UPRE, la Fundación Tejedores de Sueños y otras instituciones, que vienen a apoyar en beneficio de la educación costarricense”, expresó Paula Villalta Olivares, viceministra de Planificación Institucional y Coordinación Regional.

De acuerdo con los encargados, la priorización de los colegios se realizó considerando, en primera instancia, los porcentajes de exclusión, así como los factores de riesgo asociados como topografía, acceso a transporte público, entre otros.

Según dicen, las bicicletas son consideradas un medio de transporte muy útil para estudiantes de zonas rurales por diversas razones: es alternativo (en caso de no contar con transporte estudiantil), factible, ágil (permite el acceso oportuno al centro educativo), económico y amigable con el ambiente, por lo que representa un aporte significativo para los estudiantes seleccionados.

“‘Al cole en bici’ es el primer gran proyecto con alcance nacional de la Fundación Tejedores de Sueños; y se ha convertido en la muestra más palpable de lo que nuestra organización pretende lograr con su labor.  Primero, porque es un proyecto que lucha contra la exclusión estudiantil.  Segundo, porque es una propuesta de movilidad sostenible, amigable con el ambiente y una práctica sana. 

“Tercero, porque ha sido estrechamente coordinado con el Ministerio de Educación Pública, pues creemos que los mejores proyectos nacen de la labor conjunta y coordinada del Estado y la sociedad civil. La coordinación del proyecto se realiza con la Unidad para la Permanencia, Reincorporación y Éxito Educativo del MEP (UPRE), la Fundación Tejedores de Sueños, el Instituto Nacional del Seguros (INS) y el Consejo Nacional de Viabilidad (Cosevi)”, explicó Fernando Mayorga, presidente de la Fundación.

El INS, por su parte,  entregará a los estudiantes implementos de seguridad como luces traseras, chalecos e implementos reflectivos; además, colaborará con el transporte de las mil bicicletas desde el sitio de ensamblaje en San Pedro de Montes de Oca, hasta cada uno de los centros educativos. Mientras que Cosevi brindará elementos reflexivos, material impreso y capacitación virtual.

D´Ángela Esquivel, jefa del Departamento de Promoción y Prevención, recordó que “para el INS, el tema de la prevención es fundamental, por lo que trabajar de la mano de la Fundación Tejedores de Sueños y del MEP, para brindar a estos mil niños y jóvenes no solo un medio de transporte, sino también los implementos de seguridad correspondientes, resulta de gran valor y nos hace sentir muy felices y complacidos”.