Última Hora

Más de 2 mil conductores fueron sorprendidos manejando bajo los efectos del licor el año pasado.

Aunque se hicieron 2500 pruebas menos, aun así, el número superó en 245 al del 2019.

Un 16% de las pruebas realizadas durante el año pasado resultaron positivas.

A pesar de eso y dichosamente, la cantidad de muertes disminuyó.

12 conductores murieron por la combinación de licor y volante en el 2020, 18 personas menos con respecto al 2019.

La multa por conducir temerariamente es de 327 mil colones.

Pero si el grado de alcohol es alto, la persona será llevada ante los tribunales, se le decomisará el vehículo y perderá su licencia.

14.964 pruebas de licor se realizaron en total durante el años anterior.

116 conductores se negaron a que se le realizará y por eso además perdieron los puntos de su licencia.