Última Hora

Por lo menos 13.000 contribuyentes tendrán que pagar una multa, por no implementar la factura electrónica.

La multa es de 215.500 colones por cada mes de retraso.

Sin embargo, si el contribuyente presenta la declaración voluntariamente, sin que exista alguna notificación, la multa se reduce en un 75%.

Así que lo más conveniente es cancelar la multa cuanto antes para evitar intereses extra.

Según los datos recabados, todavía cientos de profesionales independientes se niegan a poner en marcha la factura electrónica.

Todas las personas registradas en el Ministerio de Hacienda como contribuyentes deben realizar el trámite respectivo y extender a sus clientes la factura electrónica.