Última Hora

La Fuerza Pública ha presentado ante la Fiscalía, desde que inició la pandemia, a 1.216 personas por incumplimiento de medidas sanitarias.

Los ciudadanos que no han acatado las disposiciones del Ministerio de Salud generan trabajo extra a los oficiales.

Los casos tienen que ver con personas que hacen fiestas en las casas, aglomeraciones en vía pública y operación de comercios sin el debido permiso.

El cuerpo policial aclara que, si bien esas 1.200 presentaciones son solo ante la Fiscalía, la atención de casos por día es mucho mayor.

Como ejemplo citan que el fin de semana del 8 y 9 de agosto realizaron más de 3.000 intervenciones en actividades sociales o comerciales.

A finales de junio, un vecino de La Cruz, Guanacaste, fue condenado a un año de prisión por irrespetar la cuarentena. El mes pasado, otro hombre en Desamparados fue sentenciado a pagar un millón de colones en insumos médicos, también por violentar las medidas sanitarias.

Según el artículo 270 del Código Penal, las penas por incumplir las disposiciones sanitarias van de los 50 a 200 días multa o de uno a tres años de cárcel.