Un total de 1046 privados de libertad lograron sus títulos de primaria y bachillerato.

También se graduaron 50 policías penitenciarios.

Según datos del Ministerio de Justicia, durante este año casi 6.000 reclusos estudiaron en 16 cárceles del país.

Entre los graduados hay 18 adultos mayores, 22 menores de edad y 52 mujeres.

Más de la mitad de los presos de todo el país no ha terminado la educación primaria.