Última Hora

Era muy común escuchar las anotaciones de Kenneth Vargas ante los equipos tradicionales de la Primera División.  

El famoso 'Huevo' destacó con Santa Bárbara, Herediano, Saprissa y Cartaginés y marcó 42 goles en la Primera División e incluso llegó a vestir en una ocasión la camiseta de la Selección Nacional.

Ahora, con 41 años y ya retirado, el exdelantero disfruta viendo como su hijo comienza a crearse su propio nombre en la máxima categoría. El legado sigue.

Fue así como en apenas su segundo partido en la Primera División con el Municipal Grecia, Kenneth Vargas hijo logró anotar su primer tanto precisamente ante Saprissa y que les permitió a los griegos llevarse una victoria 1-2 de la Cueva tibaseña.

“Huevito”, como ya muchos lo apodan, con apenas 19 años había debutado ante Santos de Guápiles el jueves anterior y el domingo pasado logró meterse en la lista de padres e hijos que saben lo que es anotar en la máxima categoría.

El joven delantero es ficha del Herediano, donde realizó todas las divisiones menores y asegura estar siempre atento a los consejos de su padre.

“Fue mi primer gol en Primera División, me siento muy contento y agradecido con toda mi familia. Mi papá me habla y me dice que esté tranquilo, que siga paso a paso, que si yo lo hago bien todo eso se va a reflejar en el campo”, mencionó el joven a FUTV tras su gol.

Los Vargas ahora se meten a esa amplia lista de padres e hijos que han llevado éxito al fútbol nacional.

Algunos de ellos fueron los Wanchope, apellido asociado al gol gracias a los festejos de Javier y Vicente, Carlos y Paulo Wanchope, actual técnico de Pérez Zeledón y uno de los máximos anotadores de la historia de la Tricolor.

Ni que decir de Carlos Santana y sus hijos Esteban y Ariel, quienes también dejaron su huella en el fútbol nacional.

Otros han sido más discretos con las anotaciones, pero aún así comparten este privilegio como lo son Alexandre Guimaraes y su hijo Celso Borges, Enrique Díaz y Junior Díaz, actual lateral de Alajuelense o Roger Flores y su hijo Andrés, así como Marvin Obando padre y su hijo. Este último compañero de Vargas en el Municipal Grecia.

Precisamente los griegos tienen otro caso en sus filas y es el de Anthony López, hijo del exmanudo y el Cartaginés, Harold López, también hermano de Wilmer López.

Otro sonado caso fue el del legionario Ariel Lassiter, quien en su paso por Alajuelense besó las redes en diversas ocasiones tal y como lo hiciera su padre Roy.

Finalmente, actualmente en el campeonato hay una camada de futbolistas que han anotado igual que sus padres, como el eterno goleador Álvaro Saborío y su padre Álvaro Grant McDonald, así como Jonathan McDonald y su padre Jasper.

También destacan Keyder Bernard en Limón, hijo de la leyenda caribeña y mundialista Kurt Bernard y ni que decir del goleador Ariel Rodríguez del Saprissa que siguió los pasos de su padre Erick quien fuera goleador en la década de los 80’s con Uruguay de Coronado y registrara 98 goles en Primera División.