Última Hora

El técnico del Municipal Grecia no se contuvo en sus declaraciones al final del encuentro ante Alajuelense en el que su equipo cayó en casa 2 - 3.

Las fuertes declaraciones se dan a raíz de las consultas acerca de las acciones polémicas que propiciaron los goles de los dirigidos por Andrés Carevic, los griegos reclamaron una jugada de fuera de juego de Álvaro Saborío que posteriormente terminó dentro de la portería de Kevin Ruíz.

Además de una acción de penal que no se sancionó a favor de los dirigidos por el mexicano.

"El equipo no se descompone, lo descomponen.Es lo único que te puedo decir, no te voy a hablar de la consecuencia porque la verdad es que duele mucho y no se vale. Es difícil", indicó el técnico.

Además, se mostró visiblemente molesto porque por parte de los árbitros les pasaron indicando que no desordenaran el banquillo, mientras que a los del bando rojinegro no les dijeron a pesar de que no mantuvieron el orden que pedían los jueces.

"Es jodido que uno trate de hacer bien las cosas y lo traten así", mencionó.

Con lo que respecta a las acciones del juego, destacó que fue un partido de ida y vuelta, pero con muchos pelotazos.

"El volumen de juego de nosotros fue bueno, fue aceptable, no hay que ser mentirosos. Fue un partido de ida y vuelta pero con más pelotazos que fútbol.

“Si las cosas hubieran sido como tenían que ser, nosotros tendríamos que haber empatado el partido”, finalizó el mexicano.