Última Hora

París, Francia | Las MotoGP homologadas para 2020 no podrán ser desarrolladas en el curso de la temporada y tendrá que ser utilizadas para iniciar la siguiente temporada en 2021, como medida de ahorro para hacer frente a la crisis del nuevo coronavirus, anunciaron este jueves los dirigentes de esta disciplina.

El objetivo es "reducir los costes, conservando una cierta igualdad, necesaria para el espectáculo y para la integridad de este deporte", explicó la Comisión Grand Prix de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) en un comunicado.

"Toda pieza homologada no podrá ser cambiada durante esta temporada de 2020", se decretó.

"Todos los constructores deberán comenzar la temporada de 2021 con las piezas homologadas en marzo de 2020. Después podrán efectuarse puestas al día conforme a la reglamentación actual", precisó.

Esa norma contempla que los constructores, salvo excepciones entre los últimos clasificados, no puedan mejorar su motor en el curso del campeonato y que los pilotos no utilicen más de dos chasis diferentes por temporada.

En las categorías inferiores, Moto2 y Moto3, el desarrollo de piezas se congela igualmente en 2020 pero también en 2021.

Estas medidas, indica la FIM, han sido "aprobadas por el conjunto de los equipos en las tres categorías, por la mayoría de los constructores y sin voto en contra".

Antes de esta decisión ya se habían anunciado ayudas financieras para los equipos independientes de la MotoGP y para todos los de Moto2 y Moto3.

Los cuatro primeros Grandes Premios de 2020 han sido cancelados (la carrera de la categoría MotoGP de Catar) o aplazados a la segunda parte de la temporada (Tailandia, Américas y Argentina).

Los cuatro siguientes (España, Francia, Italia, Cataluña) han sido aplazados 'sine die'.

La inactividad forzada por estos aplazamientos y las medidas de confinamiento en vigor afectan seriamente a las finanzas de los equipos. Una reducción del número de Grandes Premios provocaría una bajada seria de sus ingresos comerciales y procedentes de los patrocinios.

La primera cita que se mantiene en pie en el calendario es el Gran Premio de Alemania, previsto para el 21 de junio en Sachsenring.

Las grandes aglomeraciones de público, incluidas las generadas por eventos deportivos, están vetadas en Alemania al menos hasta el 31 de agosto.