Última Hora

Responsables de la Fórmula 1 dijeron este jueves que algunos equipos han recibido pagos en efectivo por adelantado con el objetivo de proteger el "ecosistema" del campeonato frente al impacto económico causado por la pandemia de COVID-19.

Greg Maffei, director ejecutivo del grupo empresarial dueño de la Fórmula 1, Liberty Media, informó que se han hecho un número no revelado de pagos a los equipos, que dependen en gran medida de su participación en los beneficios de la Fórmula 1 para sobrevivir.

El campeonato 2020 de la competición está sumido en la incertidumbre a raíz de la expansión global del nuevo coronavirus, que provocó la cancelación de los Grandes Premios de Australia y de Mónaco, así como el aplazamiento de otras siete carreras.

Con la posibilidad de que la temporada se tenga que reanudar en un formato sin espectadores, Maffei dijo en una conferencia telefónica con analistas de Wall Street que la Fórmula 1 podría tener dificultades para obtener beneficios este año.

"Si se disputan carreras sin audiencias en vivo, obviamente tendremos menor rentabilidad, e incluso quizás ninguna rentabilidad", dijo Maffei. 

"Podemos estar suficientemente capitalizados para manejar esto para 2020, pero hay equipos que incurrirán en costos, particularmente aquellos que no tienen garantías mínimas de la Fórmula 1 y su mayor fuente de ingresos es la parte de las ganancias de la Fórmula 1", explicó.

"Ya hemos adelantado dinero de los pagos de ciertos equipos. Hay casos en los que podemos hacer más de eso. Hay otras cosas que podemos hacer para cubrir a los equipos que pueden necesitar ayuda. Ciertamente no estamos viendo esto como una chequera abierta", subrayó. "Queremos asegurarnos de que los equipos son solventes porque son parte de lo que necesitamos para competir con éxito en 2020, 2021 y más allá".

"Esa es una de las razones por las que tenemos que ser cuidadosos con la forma en que empezamos. No solo es bueno para nosotros, sino también para el ecosistema", remarcó Maffei.

El ejecutivo admitió que los jefes de la Fórmula 1 no tenían aún una idea clara de cómo se podría desarrollar la temporada.

"Tenemos escenarios para cero carreras, para entre 15 y 18 carreras, para carreras que empiezan sin la presencia de aficionados y solo con los equipos", dijo. 

Maffei añadió que aunque los pilotos solo necesitarían un corto plazo de tiempo para volver a correr, la logística de trasladar los equipos a un lugar determinado requeriría una gran planificación. 

"El plazo depende de muchas cosas, de la rapidez con que se pueda llevar a un equipo, o a una serie de equipos que se han considerado limpios (de contagios), a un lugar y de dónde se encuentra ese lugar", señaló.