Última Hora

Después de McLaren, la escudería de Fórmula 1 Williams va a recurrir al paro parcial entre sus empleados y a la bajada de salarios de sus dirigentes y pilotos para limitar el impacto económico de la pandemia del nuevo coronavirus, anunció el equipo este lunes.

"ROKiT Williams Racing deja en paro parcial a un cierto número de empleados en el marco de una serie de medidas de reducción de costes", precisó el equipo británico en un comunicado.

"Esto durará hasta finales del mes de mayo, mientras que la dirección y nuestros pilotos ven sus salarios reducidos en un 20%, a contar desde el 1 de abril", añadió.

"Estas decisiones no se han tomado a la ligera, nuestro objetivo es proteger los empleos de nuestro personal y hacer que pueda volver al trabajo a tiempo completo cuando la situación lo permita", explica Williams.

El jueves, McLaren, una primera escudería de Fórmula 1, había realizado anuncios similares.

Preguntadas por la AFP, Williams, así como otras escuderías como Mercedes, Renault y Racing Point, habían indicado que estudiaban las medidas de ahorro a tomar, pero que en ese momento no habían tomado ninguna decisión.

El gobierno británico permite a las empresas dejar a sus empleados en paro parcial, garantizándoles el 80% de su salario hasta un límite marcado en 2.500 libras mensuales (unos 2.800 euros).

Las ocho primeras citas de la temporada de Fórmula 1 han sido canceladas (Australia, Mónaco) o aplazadas sin nueva fecha (Baréin, China, Vietnam, Holanda, España, Azerbaiyán).

Las escuderías se enfrentan a un escenario en el que deberán hacer frente en 2020 a un gran descenso de sus ingresos comerciales y de patrocinio.

La Fórmula 1 decidió además retrasar un año el cambio de reglamento técnico, que estaba inicialmente previsto para 2021 y que pasó a 2022. Algunos actores, como el patrón de Red Bull Christian Horner, desean incluso que las nuevas reglas, que obligan a rediseñar los monoplazas, se retrasen hasta 2023.