Alexander Arias Peñaranda celebró su vida con la elaboración de un mega portal. 

Esta celebración se debe al eterno agradecimiento que le tiene a Dios y a la vida por tenerlo con vida en esta tierra. 

Hace dos años sufrió de un tumor cerebral, en varias ocasiones le pusieron los santos óleos. Su promesa fue que cuando se recuperara diseñaría un portal que ocupase casi toda la sala de su casa. 

Tiene más de 100 piezas y de m cada rincón se cuenta una historia.