Última Hora

Son sencillamente espectaculares.

Sus sabores son por decenas, pero lo más importante es su nacimiento.

La cuna de los helados está acá, a un costado de la iglesia.

En Flores nacieron los helados de sorbetera y es una familia la encargada de seguir la tradición. En este caso iremos a conocer los de doña Eulalia Ramos.

Hasta acá vienen compradores de todas partes del país, eso sí, no olvide pedir los barquillos famosísimos por su textura.