Última Hora

A los 19 años, Miguel Porras recibió una de las noticias más felices de su vida; pero nunca imaginó que, unos años más tarde, la labor de convertirse en padre también le pondría una prueba de amor incondicional.

Este joven de 31 años es vecino de San Carlos y padre de Karol Viviana de 10 años y Miguel Alejandro de 12. Hace nueve años, ellos tres tuvieron que enfrentar una nueva vida sin su mamá y esposa: un tumor cerebral le quitó la vida cuando sus hijos tenían tres y un año, respectivamente. 

A partir de ese momento, Miguel enfrentó la prueba más grande y por la cual se le infla el pecho de orgullo, ser el mejor padre que sus hijos puedan tener.

Repase la historia completa en el video adjunto.