Hace ocho años estas madres cabezas de hogar, vecinas de Puntarenas, trabajan en granjas ostrícolas para llevar ingresos a sus familias. 

Ahora, debido al COVID-19, los restaurantes dejaron de comprarles; por eso, se unieron con BlueMar, una organización que distribuye sus productos por todo el GAM. 

Si usted desea contactarlos puede ingresar el Facebook Bluemar o llamar al 8825-6538.

Más información en el reportaje adjunto.