Última Hora

Por José Ernesto Herrera

Doña Auristela, María Teresa y doña Yamileth tienen una misma mano en común, la tierra.

Ellas comenzaron hace año y medio a sembrar la tierra y varias veces a la semana salen en un carrito a vender sus productos orgánicos.

Todo lo hacen gracias a la ayuda de estudiantes de la EARTH quienes les han apoyado para conocer desde el precio real de sus productos hasta el costo de la tierra.

Dos hermanas y una madre quienes dejaron atrás las manualidades para hacer un trabajo que era considerado solo para hombres.