Última Hora

Una tradición que empezaron empíricamente sus padres.

Poco a poco los hijos se fueron profesionalizando, para eso tuvieron que viajar hasta 3 horas a Moravia para estudiar en el Instituto Nacional de Música.

De repente todos se hicieron profesionales y conformaron un grupo musical llamado Ágape donde convergen los padres y los hijos.

Su trayectoria es impresionante, han salido del país y pese a sus éxitos, mantienen la esencia de una familia unida por la música.