Última Hora

Puriscal es la tierra del chicharrón. Hablar de este platillo es mencionar una tradición que mueve a cientos de personas todos los días.

Es casi imposible resistirse a los aromas que salen de lugares como este. Donde la demanda es tan alta que para dar abasto doña Aracelly debe empezar su jornada a las 4 de la mañana.

Hoy nos pondremos en sus zapatos para conocer cómo trabaja un chicharronero de Puriscal.