Última Hora

Para iniciar a contar la historia de este proyecto familiar hay que trasladarse hasta el último trapiche de Abangares.

Hace 10 años don Beto revivió esta tradición que él aprendió desde niño.

Para don Beto rescatar el último trapiche de su comunidad tiene un sentido: hacer que la tradición no se pierda, por eso aquí toda su familia, grandes y chicos participan en la tarea.

El trapiche se convirtió además en el principal atractivo turístico con el que está familia emprendió su sueño.

Aquí las personas pueden crear su propia perica o sobado. Encuentre todos los detalles en el vídeo adjunto.