Última Hora

Philip Edwardes es un británico que llegó al cantón de garabito hace 40 años.

Desde que sus ojos vieron Jacó; su paraíso terrenal, se enamoró y decidió no solo vivir, también desarrollar varios proyectos habitacionales y turísticos.

A sus más de 80 años, este británico se hace llamar un jacobeño de corazón.

Ya se pensionó para seguir disfrutando de las alegrías que le da el pueblo que le abrió los brazos.

Su testimonio, su historia de vida la compartió con el periodista José Miguel Cruz, quien nos presenta el siguiente video.