Última Hora

Las vacunas son de suma importancia ya que se aplican para prevenir enfermedades que pueden ser mortales para los perros como el distemper también llamado ‘moquillo’ y el parvovirus.

La veterinaria Nathalia Leitón, explicó que también se evitan las enfermedades zoonóticas, o sea que se transmiten de animal a humano como la leptospira y la rabia.

“El programa de vacunación empieza en los cachorros entre la sexta y octava semana. No se puede vacunar al perrito antes porque puede intervenir la inmunidad materna y puede neutralizar la vacuna”, afirmó Leitón.

Después de esta primera dosis de vacunas, los cachorros deberán ir por un refuerzo cada 22 días a un mes. En total son tres refuerzos.

Según comentó la veterinaria, un canino adulto deberá ser vacunado una vez al año con la múltiple y rabia.

“Se debe seguir el plan porque de lo contrario pueden contraer las enfermedades. Si un perrito sale a un lugar aglomerado y no está vacunado, se puede enfermar por virus en el ambiente o por otro perro enfermo que se lo transmita”, resaltó Leitón.

Un cachorro con parvovirus tiene síntomas de vomito, diarrea, depresión y anorexia. Y un perro con ‘moquillo’ tiene secreciones nasales, lagañas y alteraciones neurológicas.

Así que ya lo sabe, las vacunas sirven como medida de prevención para que su mejor amigo no sufra alguno de estos padecimientos.