Última Hora

La nariz es de suma importancia para un perrito, ya que el olfato es el sentido más desarrollado de estos animales.

Si usted nota que su mascota tiene mocos, es importante que les ponga atención: no es normal que los presenten.

“Deben de tener la nariz húmeda, pero si se les ve una secreción, eso no es normal”, señaló la veterinaria Mariela Vargas.

Los mocos van a representar un peligro dependiendo de su consistencia y cantidad.

“Si es un moco muy espeso es peligroso porque les puede costar respirar”, indicó la especialista.

Hay mocos transparentes, blancos (iniciando infección) y si están amarillos o verdes es una señal de alerta: hay una bacteria. Por su parte, si están rojos puede indicar un sangrado o irritación.

“Se puede tratar de diferentes formas, básicamente va a depender de la causa que lo esté generando. Si es infeccioso se trata con un antibiótico, si es alérgico se manda un antialérgico y si tienen algún objeto metido se hace una rinoscopía”, comentó Vargas.

¿Qué se recomienda? Si el moqueo dura más de 24 horas, está espeso y le cuesta respirar al animal, se debe llevar  inmediatamente al veterinario.