Última Hora

Laura y Brian Oliver, ambos de 41 años, residentes en Tain (Escocia), creen que su perro Bailey es joven de corazón gracias a sus paseos diarios a la playa de Portmahomack.

Bailey es un Golden Retirever de 14 años, una raza con una vida media de 10 a 12 años, por lo que tener 14 años y estar a punto de cumplir 15 en diciembre es todo un hito.

Si bien por edad Bailey ya no está en su mejor momento, lo cierto es que el perro no muestra ningún signo de empeoramiento en su salud que le impida seguir haciendo lo que más le gusta: retozar en el mar y llenarse de arena.

Según Laura, su dueña, a Bailey le encanta nadar en el mar y jugar a buscar la pelota en el agua, un ejercicio que, seguro, le ayuda a mantener esos niveles de energía que tanto sorprenden.

Después del día de playa, Laura y Brian a veces consienten al can con un refrescante helado y una cálida ducha.