Última Hora

La adopción y rescate de perros es una acción muy noble que puede realizar: no solo le está otorgando un amoroso y cálido hogar a un animalito que lo necesita, sino que tendrá un nuevo amigo fiel.

Datos de la Asociación World Animal Protection revelan que, en Costa Rica, casi el 15% de los perros con hogar fueron rescatados de las calles.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Perro Callejero, que se llevará a cabo el martes 27 de julio, MSD Salud Animal hace un llamado hacia la promoción de la adopción y rescate de caninos en situación de calle.

“La gran cantidad de perros que viven en las calles se convierten en un reto para la salud pública, pues además de que su bienestar está en riesgo, por ser objeto de maltratos, desnutrición, deshidratación, enfermedades y reproducción descontrolada, también pueden afectar la salud de las personas que viven en las comunidades, de ahí la importancia de sumar esfuerzos para que cada vez sean menos los caninos en situación de calle”, expresó Audrey Kauffmann, gerente de atención al cliente de MSD Salud Animal. 

Siga estos seis consejos

Para llevar a cabo un rescate seguro y efectivo, los expertos de MSD Salud Animal recomiendan seguir estas seis recomendaciones:

Asegurarse primero que el perrito en realidad no tenga dueño, ya que, como parte de las malas prácticas de tenencia, algunos los dejan deambulando todo el día en la calle o bien grupos de vecinos pueden apreciarlo como una “mascota compartida”.

Decida qué es lo que hará cuando lo rescate, hay varias opciones: llevarlo a un refugio, mantenerlo en casa de manera temporal mientras encuentra un dueño responsable o adoptarlo. 

Las dos últimas opciones requerirán de usted no solo disponibilidad de tiempo y espacio, sino también una inversión económica para su cuidado médico y manutención.

Arme un maletín de rescate que incluya alimento (croquetas, premios, alimento oloroso enlatado, ya sea para perro o atún), recipiente para beber, agua purificada, correa con collar, frazada limpia, gasas y/o vendas, cinta adhesiva, alcohol, transportadora o caja de cartón.

Acérquese con precaución. No mire directamente a sus ojos ni intente tocarlo. Identifique el estado de ánimo del perro: si es agresivo, es mejor que busque ayuda para evitar ponerse en riesgo. Puede utilizar la comida para ir socializando poco a poco con él y generar confianza.

Una vez que logre sujetarlo, ofrézcale agua y más alimento, al tiempo que contacta a un médico veterinario de confianza para agendar una revisión general de su estado de salud. Si ha decidido quedarse con él, ya sea de manera temporal o permanente, es importante que en conjunto con el especialista definan las fechas para el inicio de sus programas de vacunación, desparasitaciones internas y externas, así como su esterilización.

Si decide llevarlo a un refugio, solo será necesario entregar al perrito con los cuidadores e, idealmente, dejarles un poco de comida para ayudar a su manutención.

En cambio, si lo lleva a casa y tiene más mascotas, será necesario que las primeras semanas no convivan, esto con la finalidad de evitar transmisión de enfermedades o conflictos de socialización. Busque a un médico veterinario para que le brinde orientación precisa sobre cómo actuar con sus mascotas actuales.

App Teletica