Última Hora

Alajuelense volvió a tener otro sorpresivo fichaje en el mercado al contratar a Álvaro Saborío para el Torneo de Apertura 2020 y donde hará dupla con su amigo y excompañero de Selección Nacional, Bryan Ruiz.

El espigado delantero será el número 20 en la historia del fútbol nacional en vestir las camisetas de los dos clubes más tradicionales del país, Saprissa y Alajuelense.

El que fuera ídolo morado en la primera década de este siglo, nunca le cerró a las puertas a la Liga, pues en una entrevista con el diario La Nación se atrevió a decir: “Yo jugaría con Alajuelense, ¿Por qué no? ¿Cuál es el problema?”.

Hoy aquellas palabras se concretaron y el número 24 ahora espera brillar como en ya lo hicieron otros futbolistas de peso, veamos algunos ejemplos.

Rolando Fonseca.

El ídolo morado cruzo de acera y en 1997 se vistió de rojinegro, aunque su mejor momento lo cosechó a partir de la temporada 2002 donde sus goles ante el Saprissa aún no son perdonados por la feligresía tibaseña.

Steven Bryce.

Si a nivel mundial se hablaba del traspaso de Figo del Barcelona al Real Madrid, el fútbol nacional tuvo su novela similar. En el mismo año 2000, y tras jugar tres temporadas con Saprissa, Steven Bryce se vistió de rojinegro y a partir de ahí se convertiría en el principal verdugo de los morados en los clásicos nacionales.

Guillermo Guardia.

Era considerado uno de los mejores delanteros de los años 80’s, además de aparecer como el quinto mejor goleador del fútbol nacional.

Formó un dúo letal junto a Evaristo Coronado en el Saprissa, pero en 1986 se aventuró a marcharse a San Carlos donde no pudo conseguir el título para los norteños y un año después llegó a Alajuelense. Eso sí no brilló como se esperaba y apenas estuvo dos torneos.

Luis “Neco” Fernández.

De 1980 al 83 estuvo con Saprissa y sorprendió a todos al ser enviado a préstamo por primera vez a Alajuelense y jugó ahí su primera temporada en 1979, pasó de nuevo al Saprissa con el que estuvo hasta 1984 cuando de nuevo se marchó a la Liga en donde jugó dos temporadas.

Víctor “Mambo” Núñez.

El máximo goleador del fútbol nacional también pasó de Tibás a Alajuela. Fue para la temporada 2002-2003. Con los manudos estuvo un año donde marcó 10 tantos y fue campeón de Concacaf, se marchó para el Cartaginés a la siguiente temporada, pero regresó para vestir los colores rojinegros donde volvió a ser goleador.

Además, es de los pocos jugadores que saben lo que es vestir la camiseta de los cuatro grandes del país.

Jonathan Moya.

Tras estar casi toda su carrera en el Saprissa y disputar varias temporadas en el fútbol de España (Huesca) y Ucrania (Zirka Kropyvnytsky) se convirtió en jugador de Alajuelense en el 2017 y desde entonces ha sido pieza importante en el equipo titular.

Este fue el último delantero en cambiar de bando y ahora podrá hasta hacer dupla con Saborío.

Otros jugadores fueron: Alejandro Alpízar, Diego Estrada, Cristian Lagos, y José Luis Cordero, entre otros.

 Datos de Christian Sandoval y Daniel Calderón, estadígrafos de Teletica Deportes