Última Hora

Una llamada de Bryan Ruíz a su amigo Álvaro Saborío fue importante para que el goleador tomara la última decisión y se inclinara a firmar con la Liga por seis meses.

El director deportivo de Alajuelense Agustín Lleida reconoció que Bryan formó parte de la negociación y que su punto de vista y el conocimiento de Saborío, fue importante para que el delantero llegara a la Liga.

"Yo le pregunté a Bryan el tema personal de Álvaro, yo no tenía la posibilidad de conocerlo, Bryan me dio buenas recomendaciones y referencias. Al final puse a Ruíz a hablar con Saborio para que le diera el último empujón", aseguró Lleida.

"Hablé con Bryan y entre los dos tenemos 80 partidos juntos en la selección y ahora me toca disfrutarlo porque ha tenido un paso muy exitoso en el exterior", dijo el delantero.

Ambos jugadores compartieron en la Selección Nacional por mucho tiempo y además, la amistad ayudó para que los dos futbolistas se reecuentren en un terreno de juego pero ahora con Alajuelense.

Otro aspecto que motivó al exjugador de San Carlos fue las instalaciones del CAR, ya que, entrenar en gramilla natural es uno de los aspectos positivos para cualquier jugador.