Última Hora

Herediano derrotó a Alajuelense en el primer juego de la final 2-0, en un cotejo marcado por los errores en el arco rojinegro.

El marcador lo abrió al minuto 13 el atacante florense Francisco Rodríguez, cuyo remate al centro de la cabaña no fue detenido por Pineda, quien vio como el esférico se le escapaba de las manos y se iba al fondo de las piolas.

Con el marcador a su favor Herediano redobló esfuerzos en busca de un segundo gol.

Los locales encontraban espacios, pero no llevaban peligro al área contraria y el juego se desarrollaba de área grande a área grande, lejos de las zonas peligrosas.

En una jugada que parecía normal la mala noche de Pineda se volvía a hundir en la oscuridad total. El arquero, que se había caracterizado por su seguridad durante el torneo, volvió a fallar en un lance simple y el balón fue recuperado por Rodríguez, quien volvió a cantar gol.

El 2-0 despertó a los erizos, quienes comenzaron dominar en la lucha por la posesión del balón, pero se fueron al descanso con el sinsabor de la derrota parcial.

Al regreso del descanso McDonald tuvo una muy clara para recortar distancias, pero su remate se fue por afuera del marco de Esteban Alvarado, segundos después de una peligrosa llegada del Herediano.

La imperiosa necesidad de recortar distancias por parte de la Liga, el deseo rojiamarillo de extender la ventaja fueron los ingredientes para que en la complementaria el juego se convirtiera en una ida y vuelta.

Alvarado respondió tras un tiro libre, Pineda finalmente se mostró seguro en el arco y las emociones se vivían en los dos extremos del terreno de juego.

Al final el marcador no se movió y el primer episodio se tiñó de rojo y amarillo.