Última Hora

Fueron dos de los fichajes más sonados del campeonato. Bryan Ruiz es uno de los últimos grandes ídolos de Alajuelense y Álvaro Saborío de los goleadores eternos del Saprissa y que por cuestiones del destino y el fútbol hoy comparten un camerino de un mismo equipo en Liga Deportiva Alajuelense.

Tantas experiencias compartidas en Selección Nacional, ahora son trasladadas como voz de experiencia al camerino de la Liga.

De ahí el sueño de la afición rojinegra de ver algún pase o centro de Bryan justo a la cabeza de Saborío para anotar y marcar una dupla de oro con sus dos fichajes bomba.

Sin embargo, por cuestiones de planteamiento del técnico Andrés Carevic, ambos jugadores ni han compartido un minuto juntos dentro del terreno de juego pese a que los dos ya saben lo que es anotar en el Apertura 2020.

Condicionados.

Uno es titular, pero está condicionado a 60 minutos por partido; el otro, es la principal variante del banquillo y eso complica más las cosas.

Tras una primera vuelta de partidos en el grupo A, Bryan Ruiz acumula 213 minutos en cuatro partidos y un gol. Todo esto jugando 60 minutos por partido.

Álvaro Saborío acumula 105 minutos en cuatro partidos y dos goles. Saborío es uno de los cambios preferidos de Carevic, aunque casi siempre lo utiliza cuando ya Bryan no está dentro del terreno de juego, esto pese a tener cinco cambios a su favor.

Para el primer partido ante Pérez Zeledón, Saborío ingresó al minuto 70 por Jonathan Moya y anotó el segundo tanto del triunfo 2-0. Bryan Ruiz estuvo ausente de este partido.

En la derrota ante Guadalupe, que significó el regreso oficial de Ruiz al fútbol nacional, todo parecía indicar que ambos tendrían minutos dentro del terreno de juego, pero Ruiz ingresó al 54’ de cambio al mismo tiempo que Saborío, quien fue titular, daba espacio a Moya. Se quedaron sin ver acción juntos.

Ante Herediano, Bryan Ruiz fue titular y volvió a anotar en la Primera División y salió al 58’. Saborío se quedó en el banquillo.

En el triunfo en casa 2-1 ante Santos, Ruiz salió al 54’ de cambio, mientras que Saborío ingresó al 74’ y al final ayudó a impulsar el gol de Junior Díaz para el triunfo. Tampoco tuvieron minutos juntos.

Finalmente, este fin de semana volvió a suceder y esta vez Saborío ingresó de cambio al 65’ precisamente por Ruiz lo que los imposibilitó de volver a jugar juntos.

Parte de las limitaciones que tienen ambos para ver minutos juntos, es que el técnico Carevic, suele usar un único hombre en punta, pese a que consigue mejores resultados cuando dispone de dos delanteros.

“Tendríamos que ver y analizar contra quién se va a jugar y cómo se está entrenando en el día a día para tomar una decisión, si podemos jugar con dos delanteros o con un solo hombre en punta. Siempre vamos a buscar lo mejor para el equipo y de allí tomaremos decisiones”, mencionó Carevic el sábado anterior en conferencia de prensa tras el triunfo 2-3 ante Municipal Grecia.

La siguiente cita de Alajuelense será el próximo domingo a partir de las 3 p. m. cuando visiten al Santos de Guápiles, una difícil salida y en la que los dos fichajes bomba de Alajuelense esperan poder tener minutos juntos dentro del terreno de juego.