Última Hora

El Comité Disciplinario de la Concacaf sancionó este martes al estadio Alejandro Morera Soto con un partido de suspensión y una multa no revelada por incidentes de discriminación y violaciones de protocolo de seguridad que se produjeron durante la semifinal entre Alajuelense y el Impact de Montreal.

Con esto los manudos no podrán utilizar su estadio en el primer juego de la próxima Liga de Campeones de Concacaf que llegue a disputar.

Según el comunicado del ente regional durante el partido se registraron actos de discriminación por parte de los aficionados rojinegros contra los jugadores del Impact.

Tras el partido en el que Alajuelense quedó fuera del certamen pese a ganar 4-2 al Impact, el jugador Dominic Oduro recriminó gestos racistas a través de redes sociales.

Además, los manudos recibieron otra multa económica por el lanzamiento de objetos al terreno de juego.

Cabe resaltar que esta es la primera vez que la confederación sanciona a un equipo por gestos racistas en toda la historia de la competición.