Última Hora

Este jueves Alajuelense regresa a la acción tras el parón por el brote de COVID-19 en la casa rojinegra. El rival será el Cibao de República Dominicana por Concacaf y el técnico Andrés Carevic se enfrenta a una situación complicada.

La serie contra los caribeños se define en un juego y el argentino ha tenido pocos días con sus jugadores, por lo cual esperará hasta el jueves para tomar decisiones importantes.

“Estamos valorando hasta mañana quienes son participes del juego”, aseguró el entrenador.

Carevic y Barlon Sequeira destacaron la necesidad de que La Liga haga su juego, más allá de lo que pueda ofrecer el rival, pero esto no quiere decir que no lo hayan estudiado.

“Nosotros los valoramos como equipo, tienen jugadores que destacan, pero siempre respetando a los rivales y hacer nuestro juego”, dijo Carevic, mientras que Barlon destacó que “es un partido complicado, sabemos que no podemos confiarnos de ningún equipo”.

Alajuelense regresó con todas sus figuras a entrenar este domingo, cuando los que estuvieron enfermos pudieron unirse al grupo, por lo que los manudos han trabajado contra el reloj.

“Ir de menos a más” ha sido la premisa, tal y como lo dijo Carevic.

“Sorpresas siempre hay en el futbol, se ven acá, se ven Europa y hay que estar preparados”. Concluyó Sequeira.