Última Hora

Bryan Ruiz describió las sensaciones que sintió este martes en el primer día de entrenamiento con Liga Deportiva Alajuelense.

El nuevo ‘10’ manudo volvió a sentir el césped de un terreno de fútbol costarricense tras cumplir el periodo obligatorio de aislamiento luego de su regreso de Brasil.

“Estaba deseando que pasara la cuarentena. Fue como mi primer día en el kínder, tenía la ropa lista, los tacos, el bolso desde que me levanté a las 5:30 a. m. Así quiero vivirlo, como un momento en el que todos esperamos”, comentó el capitán.

Ruiz confiesa que esta es la primera vez en su carrera que pasa por un periodo de inactividad tan extenso, por lo que la proyección para alcanzar su máximo nivel de momento es incierta.

“Si puedo decir que hoy en la primera práctica en el campo me sentí muy bien, tanto así que Juan Carlos el preparador físico me dijo que me midiera y no tomara riesgos en algunos trabajos, entonces eso lo tomo como muy positivo”, destacó.

El volante aún espera sumar sus primeros minutos en la segunda fecha del campeonato, sin embargo, primero deberá esperar la llegada de su pase internacional.

“Si es por mí yo voy a querer jugar todos los partidos, lo conversé con el profe, pero ahí es donde ellos deberán actuar para que no se llegue a perjudicarme o perjudicar al equipo por querer ingresar tan rápido”, describió.

Ruiz se mostró sorprendido por las comodidades del CAR en Turrúcares, instalaciones que no había tenido chance de conocer.

“Llego en una posición diferente, en aquel momento tuve el sueño de entrenar en el primer equipo con grandes figuras que respetaba mucho, ahora los papeles cambian un poco y uno llega como ese jugador de experiencia donde hay jugadores jóvenes que lo admiran a uno y que quieren aprender”, acotó.

Por último, Bryan, que se someterá a un acostumbrado tratamiento de espalda esta semana, observó muy feliz a Álvaro Saborío en las prácticas y destacó el ánimo positivo del panameño Adolfo Machado en el camerino.