Última Hora

El técnico de Alajuelense, Benito Floro, mandó a quitar cerca de ocho toneladas de caucho de la cancha del Morera Soto.

El estratega español tomó la decisión de remover este material pues no le gusta como rueda y pica el balón en la grama artificial del reducto manudo.

De esta  forma la Liga jugará este miércoles ante Limón con una grama sintética que no tendrá uno de sus componentes principales como lo es el caucho.

Este material le permite al terreno de juego lograr una superficie homogénea y contar con un nivel de amortiguación y durabilidad ideal.  

Otra de las órdenes del timonel rojinegro fue mandar a tapar el acceso principal que da a la cancha, ya que quiere tener toda la privacidad y que nadie vea sus entrenamientos.

Floro encara la jornada 13 del Torneo de Verano con una Liga que se encuentra en la décima casilla y que tendrá el reto de parar a un Limón inspirado que quiere seguir en la cima de la tabla.