Última Hora

Alajuelense presentó este jueves a Bryan Ruiz, en lo que significa el gran fichaje bomba del fútbol nacional hasta el momento.

Curiosamente lo hace 24 horas después de asegurar que el club paga una deuda de $97.700 dólares a bancos y la Caja Costarricense del Seguro Social…

Pero, ¿cómo es posible que un club con una deuda como estas fiche a uno de los legionarios más caros en la actualidad?

La clave, según la administración liguista, está en un fuerte patrocinador, un banco privado.

''La llegada de Bryan Ruiz no nos compromete en lo económico, el aporte del BAC Credomatic fue muy importante'', indicó el gerente deportivo Agustín Lleida durante la pomposa conferencia de prensa.

Lleida aclaró que la incorporación del banco fue vital para repatriar a Ruiz, aunque explicó que su incorporación es un buen negocio para la Liga.

 “En la parte económica tenemos un presupuesto y se dieron salidas de jugadores con gran trayectoria y eso nos dio para la incorporación de 1 o 2 posibilidades. Al final lo de Bryan no es una locura a nivel económico. Él regresa a su país y suma un socio comercial como BAC Credomatic”, mencionó Lleida.

Además, aseguró que el tico no viene a ganar plata a Alajuelense.

“Fueron dos negociaciones independientes, pero suman valor. Bryan pone todo junto y era conveniente para él venir. Bryan no viene a Costa Rica a ganar dinero, lo que ganó lo ganó fuera. Ni compromete a la institución a nivel económico”, respondió el gerente.

A nivel de negociaciones, Alajuelense contactó al jugador un día después de haberse desvinculado del Santos de Brasil el pasado 13 de julio.

Fue el propio Lleida quien se comunicó con el “Capi” y fue el propio jugador el que pidió un par de días para analizar la oferta.

Pasaron dos días y la Lleida nuevamente volvió a contactar a Ruiz, esta vez de una forma más formal y ahí comenzaron a hablar seriamente sobre su retorno.

Este mismo miércoles faltaban ciertos detalles y solo quedaba la firma del jugador, pero se gestó su regreso en la última semana.