Última Hora

David Gómez, central del juego entre Alajuelense y Grecia, marcó un penal, pero se echó para atrás cuando el manudo Adrián Alonso Martínez le dijo que no existió la falta.

El joven manudo aseguró que lo hizo porque no le gusta ser “mañoso”, no necesariamente porque el partido ya estaba definido.

Martínez tomó con humor el hecho que igual se llevó una tarjeta amarilla tras la acción en el área de Grecia.

Sobre el encuentro, Geiner Segura, quien dirigió a los manudos en lugar de Carevic, se mostro complacido con lo mostrado.

“Arrancaron con mucha intensidad y con mucha presión”, destacó sobre el arranque rojinegro.

“Yo creo que nosotros tenemos que tener siempre ese grado de análisis porque el triunfo no es tan didáctico como la derrota”, concluyó el técnico.