Última Hora

En momentos convulsos y de escasos resultados, a veces la determinación y las ganas son la principal medicina para mostrar mejoría.

Alajuelense, en una noche donde despertó su garra dormida, logró una difícil remontada ante Cartaginés de 2-4 para revivir en la clasificación y dar esperanza a una golpeada afición.

De paso el partido le permitió a la Liga despertar su ofensiva que no había tenido suerte en el torneo y le permitió cosechar así su primera goleada del campeonato.

Final feliz tras la tormenta.

En solo el primer tiempo, Alajuelense se encontró con todo en su contra y fue enviado a la lona muy pronto.

A los 16 minutos, Paolo Jiménez casó un centro de Marcel Hernández y envió un remate sencillo a un lado de la portería, pero Patrick Pemberton, en claro autogol, terminó introduciendo el balón al fondo de los cordeles para el 1-0.

La noche parecía complicarse todavía más cuando Jorman Sánchez culminó un contragolpe de forma efectiva para el 2-0 al 31’.

Los brumosos apelaron por la efectividad, pese a que los rojinegros tuvieron chances de remontar, pero Darryl Parker se las negó en tres ocasiones.

Las caras largas del primer tiempo eran muestra del desánimo de los manudos que se vieron completamente doblegados por Cartaginés.

En la acera de frente, los blanquiazules bajaron los brazos y se relajaron y se sintieron satisfechos con un triunfo que parecía llegar luego de tres partidos sin perder.

Pero el desenlace sería otro y las caras largas terminarían cambiando de bando.

Menudo regaño tuvo que pegarles el técnico Hernán Torres a los manudos para que en la segunda mitad dejaran el alma en la cancha.

Cartaginés se desarmó una casa de naipes en un barco y comenzó a dejar espacios a un incisivo Alajuelense.

Tras cobro de tiro libre, José Miguel Cubero comenzó la remontada con un cabezazo al 60’, para el 2-1.

Cinco minutos después, Jonathan Moya solo llegó para tocar la pelota en la línea y poner el empate 2-2.

La algarabía manuda llegaría al 74’, cuando Anthony López sentenció un mano a mano con Darryl Parker y machacar con el 2-3 que lamentaba la noche brumosa.

La cereza del pastel la pondría Ariel Lassiter (79’) que en otro mano a mano dribló a Parker y selló la goleada para el 2-4 definitivo.

El triunfo le permite a la Liga escalar posiciones en la tabla y llegar a la sétima posición con 15 unidades y un partido menos. A solo tres puntos de la zona de clasificación.

Mientras que el barco brumoso confirma que ya perdió su norte en el torneo tras acumular cuatro partidos sin ganar en la sexta posición con Alajuelense como principal contendiente por un boleto a la siguiente ronda.

Las brumas parecen llegar nuevamente al cuadro de la Vieja Metrópoli.

Repase las principales incidencias del juego acá: