Última Hora

Liga Deportiva Alajuelense anunció que 11 jugadores de su plantel dieron positivo por COVID-19, esto tras detectarse un caso sospechoso y aplicar pruebas a todo el plantel, cuerpo técnico, personal de apoyo y administrativos. 

"Once jugadores resultaron positivos al virus causante del COVID-19. De inmediato, activamos el protocolo sanitario que tiene previsto la institución, así como los lineamientos que han emanado del Ministerio de Salud y la Unafut, y se orientó al grupo de contagio para que realicen un aislamiento domiciliario", mencionó el club en un comunicado. 

Además, la Liga informó, por medio de su gerente Agustín Lleida que ya están pidiendo la suspensión del partido del próximo domingo ante Pérez Zeledón. 

El resto de los jugadores que se encuentran negativos continuarán con sus entrenamientos regulares, manteniendo las medidas de protocolos aplicadas en el fútbol nacional. 

Todos los 11 futbolistas positivos deberán guardar al menos 14 días de cuarentena a partir de este momento por lo que volverían entre el 19 y 20 de octubre, justo un día antes del partido de la Liga Concacaf ante el Ceiba de República Dominicana.

Desde la institución manuda  aseguran que en estos momentos se analiza esta situación con Concacaf sobre su juego del 21 de octubre en el Morera Soto. 

Este es el cuarto equipo de la Primera División que presenta casos positivos tras el Cartaginés (tres casos), Saprissa (tres casos) y San Carlos la semana anterior con 13 casos, eso sí, distribuidos entre jugadores y miembros de su plantel. 

El de los manudos sería la mayor cantidad de futbolistas afectados en una planilla del fútbol nacional tras la reanudación de los campeonatos el pasado mes de mayo. 

Pese a que los nuevos cambios permiten que los jugadores positivos sean aislados y el resto del equipo continúe con sus trabajos para así no perjudicar el calendario del torneo. Al tratarse de más de siete casos -tal y como lo estipula el nuevo protocolo- el club podría apegarse a la competitividad deportiva y pedir la suspensión de los partidos que sean necesarios. Algo que ya Alajuelense se encuentra solicitando.