Última Hora

Implantar un ritmo de juego fuerte, no regalar ningún balón y mantener la intensidad con la que se afrontó el último partido contra el Impact de Montreal, ese es el objetivo de Alajuelense para el clásico que se disputará el próximo domingo en el estadio Ricardo Saprissa.

Los manudos harían pocas variantes para este compromiso, con Patrick Pemberton como portero titular; en línea defensiva alinearían Matarrita, Acosta, Gutiérrez y López; en el medio campo estarían Rodríguez, Gabas, Venegas y Alonso, mientras que en punta irían McDonald y Ortiz.

Los liguistas han tenido el tiempo suficiente para preparar este juego ante su archirrival en el país, por lo que aseguran que no llegan con desgaste.

“Tenemos varios días de descanso y nos sentimos bien, venir con ritmo más bien nos ayuda”, comentó el atacante Diego Calvo.

Una de las tareas especiales en estos días de entrenamientos es la práctica de centros y remates de larga distancia que podrían hacer la diferencia en el partido.