Última Hora

La afición alajuelense montó una fiesta en el Morera Soto este domingo, pero al final la celebración fue florense.

Los manudos llegaron hasta tres horas antes del partido y poco importó el sol, el hambre y la espera.

Con el arranque del juego los goles llevaron las emociones de los miles de aficionados.

Pero con el penal definitivo de Pedroza, la fiesta fue rojiamarilla.

Así fue el ambiente este domingo en el Morera Soto.

Observe todos los detalles en el video adjunto a la nota.