Última Hora

Luego de pasar algunos meses en prisión debido a una condena por narcotráfico, el portero Román Arrieta volvió a las canchas este fin de semana tras fichar con el equipo del Municipal San Ramón.

Arrieta, de 39 años, fue titular en el triunfo 2-1 de su equipo ante Santa Ana, el primero de los moncheños en este Apertura 2020 de la Liga de Ascenso.

El guardameta expresó la combinación de sentimientos que tuvo al volver vestirse de corto y volver a jugar en la cancha del Estadio Labrador de Coronado, que sirvió como sede para este partido.

“Significa mucho, mi corazón late fuerte… Han sido años difíciles, pero gracias a Dios hemos podido encontrar un lugar donde ejercer lo que nos gusta”, mencionó.

El portero aceptó, en octubre del 2018, cargos por narcotráfico, pero evitó ir a juicio y recibió una pena de siete años, son embargo, salió con el beneficio de libertad condicional en junio de este año.

“Casi lloro, fue bastante fuerte, escalofríos, recuerdos… Sentí una alegría enorme, mariposas en el estómago por el hecho de volver a tocar un césped. De alguna forma pensé retirarme de una mejor forma, pero el fútbol me está dando una oportunidad para reivindicar muchas cosas en mi vida y ojalá hacer las cosas de la mejor manera”, acotó.

Arrieta, que firmó por dos torneos cortos con San Ramón (Apertura 2020 y Clausura 2021) espera “aportar experiencia y una mente ganadora” dentro de un plantel con mucha sangre joven.

Observe las declaraciones completas del guardameta a continuación: