Última Hora

Puntarenas FC necesitó de una sola oportunidad para sentenciar el partido y sacar oro de su visita al Edgardo Baltodano Briceño y derrotar así 0-1 a Liberia en el primer duelo semifinal de la Liga de Ascenso.

Fue un partido de dos equipos que llegaban en su mejor rendimiento del certamen, de ahí que estuviera bastante disputado y con pocas opciones claras.

Lo mejor quedó para el final, así como la polémica y el bochorno.  

La primera gran incidencia del partido llegó a cinco minutos del final, cuando el portero Randall Aguinaga derribó en el área a un liberiano para que se sancionara la pena máxima.

El encargado de cobrarlo fue el colombiano Cristian Rivas, pero su remate fue insípido y terminó fácilmente desviado por Aguinaga, que pasó de villano a héroe en pocos minutos.

La acción provocó un bochornoso roce entre los banquillos de Liberia y el PFC, con Minor Díaz y Horacio Esquivel como principales protagonistas. Ambos terminaron expulsados.

Esto se trasladó a las gradas donde se quiso armar pleito entre los aficionados de ambos equipos, aunque por dicha la situación no pasó a más. Mala imagen para dos clubes urgidos por tener afición en las gradas y esto lo que hace es limitar la situación.

En la reanudación PFC aprovechó para irse al ataque y con tan mala suerte para el colombiano Rivas que cometió una falta en su área para sancionarse otro penal a favor de los porteños.

Asdrubal Gibbons no falló ante Marco Madrigal y puso el 0-1 al 90+6’ para traerse una importante victoria.

Ahora todo se definirá la próxima semana en el Lito Pérez de Puntarenas, donde los chuchequeros solo han perdido un juego precisamente ante Liberia.

La otra semifinal será entre Marineros ante Barrio México, partido que será este domingo a las 11 a. m., transmisión de TD Más.

Spotify TeleticaRadio