Última Hora

Jeremy Acuña y Jafet Villalobos son dos jóvenes que desean vestir a la gente con estilo, a un precio económico y ayudando al medio ambiente a través de la slow fashion.​ Ellos se dedican a escoger la ropa de segunda mano más vintage y darle un toque personalizado.

El slow fashion, o moda lenta, aparece como una reacción a la producción masiva de prendas que utiliza recursos sin medir el impacto social y ambiental. La moda lenta es una práctica más empática y sensible con el entorno, que busca asegurar la calidad de cada producto creado para que sean más perdurables y sostenibles a lo largo del tiempo.

Propone una desaceleración, un respiro ante la excesiva producción y el consumo desmedido instaurados por el fast fashion.

ZEF-506 y Heke Urban

Jeremy Acuña Rodríguez es un joven de 21 años de edad que hace ropa custom,  o hecha a medida, desde hace varios meses. Se ha apasionado tanto por el diseño que ahora ha decidido empezar a estudiar moda.

El vecino de el Porvenir de Desamparados confiesa que desde pequeño está familiarizado con la práctica de comprar en tiendas de ropa americana. Lo hace porque eso era lo que le permitía su realidad económica.“Siendo muy sincero, mi familia nunca tuvo recursos económicos como para comprarme ropa nueva. Entonces íbamos a las americanas, que en ese entonces no eran tan famosas como ahora. Desde muy chiquitito iba con mi mamá y mi tía a tiendas de ropa americana y así aprendí a seleccionar las prendas”, comentó el joven.

Acuña no elige cualquier prenda, elige las mejores y de marca. Tanto así, que sus amigos y familiares le pedían que se las vendiera. Así fue como nació la idea de crear su propia tienda de segunda mano.

El desamparadeño tiene dos tiendas en Instagram: ZEF-506 y Heke Urban. La primera es solo de ropa americana seleccionada por él. La segunda, es de ropa custom, es decir, prendas que él elige y transforma. 

“Es una buena opción si desea ayudar al medio ambiente, porque se reutilizan prendas a las que ya no se les está dando uso. Es una manera de invitar a la gente a que no compre fast fashion. También es para la gente que no tiene los recursos económicos para ir de compras a un centro comercial. Y lo hago también por el hecho de ayudar a otra gente a poderse vestir bien”, contó Acuña.

La segunda tienda se llama Heke Urban, es ropa diseñada por el joven de Desamparados. "Al principio comencé pintando jackets míos, tenis y pantalones. Pero me di cuenta después de ir a la americana que había ropa que tal vez estaba como dañada, pero tenía muy buenos diseños o había camisetas que estaban manchadas, pero el diseño estaba impecable. Entonces me surgió la idea de agarrar esos diseños, cortarlos y montarlos en otras prendas, como pantalones y camisetas”.

Al principio, a Acuña le costó porque no sabía coser, pero su tía le ayudó. Ahora, está tan entusiasmado que quiere hacer de esto su carrera

El joven estará en el evento de Tico Sneakerhead llamado Flea Market en Terrazas, Lindora el próximo 11 de diciembre.

“Uno puede expresarse más con lo que usa o sentirse bien con la ropa que anda. Siento que es como un estilo de vida el andar ropa diferente. Siento que es como más chiva, a mi parecer, como que yo me puedo expresar con lo que con lo que uso y con lo que creo”, finalizó el joven.

Para más detalles puede seguirlo en Instagram en sus cuentas heke.urban y zef_506 o bien en su TikTok donde comparte videos sobre 'outfits'.

Betrayed CR

Jafet Villalobos es la cara detrás de Betrayed CR, un proyecto que nació hace varios años. 

El joven de 20 años se inspiró en un youtuber que habla sobre prendas exclusivas y él quiso emprender su negocio en Costa Rica.

“Tuve la idea de hacer una marca de ropa donde el concepto sería buena calidad, diseños exclusivos, colores exclusivos, y que se dan por colecciones”, acotó el vecino de Pococí, Limón.

Al igual que Acuña, el trasfondo de su tienda es poder vestir a las personas con estilo y consumir la moda de manera consiente e intencionada con el slow fashion.

Primero el joven realiza bocetos y luego hace los diseños en una aplicación en la computadora para luego incorporarlos en las piezas.

Para ordenar una prenda es muy fácil, se debe de escribir por Instagram o Facebook, el cliente podrá pagar por SINPE móvil y el pedido le llegará por Correos de Costa Rica. No existe tienda física hasta el momento. Para más detalles puede seguirlo en betrayedcr.

Youtube Teletica