Última Hora

Seguro usted se ha sentado a disfrutar en familia de programas de Canal 7 como Dancing with the Stars y Tu Cara me Suena. Para que todos estos programas salgan al aire de una forma tan bien lograda, una productora estuvo planeando y organizando meticulosamente cada detalle.

Vivian Peraza ha sido la encargada de armar estos rompecabezas durante los últimos seis años. Con tan solo 32 años, ella es la productora principal de estos formatos de canto y baile.

El camino para llegar hasta donde está no fue fácil, pero considera que con esfuerzo y dedicación todo es posible.

Esta es la historia de Vivian

Se graduó de Publicidad en la Universidad Internacional de las Américas. Empezó su práctica profesional en una agencia de publicidad, pero a los días supo que no era lo suyo. Se fue de vacaciones a la playa y, viendo el atardecer, pensó “estoy en aprietos”.

“Viendo el atardecer me puse a pensar qué hacer, y me vino a la mente un comercial de televisión del programa 'A toda máquina', el cual daba la expectativa de que iba a estar en Canal 7, y en ese momento pensé ¡qué chiva, me gustaría trabajar ahí haciendo el programa! En el cole siempre organizaba los eventos deportivos y estudiantiles, entonces traía en mí organizar gente y en la playa se me vino esa idea”, contó Peraza.

La joven de 21 años empezó a buscar en Internet quien producía los programas y encontró el nombre de Mario Nájera: lo llamó todas las semanas, durante tres meses, para que le diera la oportunidad de realizar la práctica profesional en uno de sus espacios televisivos.

“Fue tanta la persecución que dicen que Mario Nájera le dijo a Ricardo Cervantes que me llamara, a ver si yo lo podía ayudar con algo”, relató.

Al conseguir este boleto, Vivian decidió renunciar a su trabajo en Coopeservidores para montarse en el tren de Teletica.

Empezó en enero del 2011 como practicante. A los tres meses, Nájera le pidió que se quedara para tomar el puesto de asistente de producción.

“Cuando entré tuve una meta muy fija, pude ver todos los puestos que había alrededor mío y me puse la meta de poder aprender lo máximo porque yo quería ser productora, estoy llegando aquí como asistente y me visualicé como productora, entonces me puse una meta de tres años para conseguirlo y así fue tal cual, me maté bastante porque trabajábamos muchísimas horas”.

Durante sus años en Teletica, Vivian tuvo la oportunidad de sacar una licenciatura en producción audiovisual.

¿Cuándo se dio el paso de asistente a productora?

La oportunidad se dio de una forma muy extraña, porque fue por la renuncia de dos compañeros. Trabajábamos en un formato que se llamaba Pequeños Gigantes, yo era la asistente y había dos productores a cargo, primero renunció uno y luego el otro. Entonces yo me quedé trabajando directamente con Mario y como él tenía muchas ocupaciones por ser jefe, por default me tocó asumir el puesto de productora, fue mi primera oportunidad de llevar un formato.

Después de Pequeños Gigantes me nombraron como productora de Ojo con la Pared, era los viernes e hicimos 42 episodios, al programa le fue súper bien. Después produje la Rueda de la Fortuna y después mi primer proyecto más grande fue Dancing with the Stars y luego Tu Cara me Suena.

¿Cuál es la clave de su éxito?

La clave es estudiar bastante. Ahorita estoy con este formato de canto Nace una Estrella, entonces estudio American Idol, The Voice, etc, y también es pensar en grande.

Ahora con Nace una Estrella, tengo el concepto de que es igual de grande que “Dancing” y le transmito eso a mi equipo, porque uno es la cabeza del equipo, entonces si yo no les comunico qué tan grande lo pienso, es difícil que ellos hagan cosas grandes.

¿Cuál es su meta?

Mi meta siempre ha sido llevar entretenimiento sano a la familia, porque detrás de la pantalla hay niños, personas en los hospitales, familias y es muy bonito porque siempre que termina un formato me llegan comentarios de que ya no tienen qué ver en familia una vez que se acaba el show.

¿Cuál ha sido el reto más grande?

Me ha costado más producir “Dancing”, es con el que más he sufrido porque los estándares de calidad de la BBC son muy grandes, todas las temporadas nos retan y nos permiten lucirnos a nivel de producción.

Desde tener agua en el set, arriesgándonos a que el piso se abriera, hasta meter una jaula de cuatro metros, en un comercial de tres minutos (la primera vez que armaron esa jaula duraron 30 minutos).

A nivel personal, es ser una buena guía para el equipo, esa responsabilidad que yo tengo de dar mi 200% y si puedo más.

¿En algún momento tuvo trabas por ser mujer?

Vieras que ahora no, pero sí fue un proceso bastante difícil, al inicio cuando llegué al canal con 21 años y tenía que decirle qué hacer a personas que tenían 20 años de trabajar en el canal, pues sí fue muy difícil. Fue duro que creyeran en mí, que no era una güila que solo quería jugar de linda, sino que era una persona que tenía conocimiento y que quería aprender muchísimo.

Todo ese proceso me costó lagrimas… bastantes, uff (se ríe) no te puedo decir cuántas, pero ahora veo para atrás y todas esas cosas me hicieron lo que soy hoy. Yo ya no tengo ni siquiera que pelear por esas cosas, aprendí a hacerle ver a mis compañeros que tienen que respetar y que todos trabajamos para ser mejores profesionales. Ahora es más sencillo, porque ya se demostró que hago mi trabajo con mucho esfuerzo y con un liderazgo positivo.

¿Qué le diría a una chica que desea ser productora?

Que confíe en sí misma, que confíe en sus capacidades y que los límites nada más son los que uno se pone. Yo jamás imaginé llegar a donde estoy y estoy segura de que estoy gracias a mi confianza. Nunca he sido conformista. He sabido escuchar a quienes me quieren y me corrigen. Deben de estudiar mucho y saber que los limites nada más se los pone uno mismo, no se los pone nadie más.