Última Hora

¿Qué se le viene a la mente con el término "bodas clandestinas"? Este es un nuevo concepto, creado por la emprendedora Mariela Abarca, que busca hacer eventos a bajo costo y revolucionar los matrimonios. 

"Lo que buscamos con la boda clandestina es salir de lo tradicional, desde el vestido de la novia, no con el color tradicional blanco, hasta cambiar las típicas locaciones", indicó Abarca.

Lo que quieren con estos eventos es que la pareja se relaje y no se estrese con la boda, que los novios disfruten del elemento sorpresa, para así crear "misterio" y una experiencia diferenciada.​

​“Celebramos el amor, ese que se aventura a vivir las mejores experiencias”, acotó su creadora.

En total, son 10 locaciones en toda Costa Rica y 10 fechas que se podrán agendar entre 2021-2022.

"El amor siempre gana, siempre se celebra, por esto es que hemos adaptado nuestras ediciones de Gastronomía Clandestina a un producto único en el mercado nacional, ofreciendo bodas premium y otorgando ese “must” de clandestinidad y misterio hasta el último momento", señaló Abarca.

Cuatro modalidades, miles de emociones

1. La mística clandestina

Este modelo de experiencia es para aquella pareja que sabe lo que quiere, pero que no desea estresarse por nada.

"Por eso, en bodas clandestinas nos encargamos del 100% de la experiencia y de la convocatoria, las confirmaciones y la producción", dijo Abarca.

Dentro de la mística clandestina hay dos modalidades: en la primera, los invitados no saben que van asistir a una boda, sino que esperan ir a un cumpleaños, fiesta de amigos, etc.

En la segunda, los invitados sí saben que hay boda, pero no saben absolutamente nada de los detalles, solo la locación de encuentro y la organización se encarga de llevarlos al sitio de la boda.

2. La sorprendida

Este modelo de boda tiene una particularidad: uno de los “novios” se hace responsable del 100% de la organización, la logística de la celebración y todo el evento.

El otro "novio" sabe la fecha de la actividad, pero no conoce ningún detalle sobre la organización de la misma.

3. La consentida

"Hay amigos, que se convierten en hermanos de la vida y del alma. Este modelo es para esos amigos, familias o seres queridos cercanos a la pareja, quienes buscan
apoyarles en sus mejores momentos y uno de ellos es su boda", menciona Abarca.

Por eso, una tercera persona será la encargada de planear la boda. Los novios, por su parte, saben que se quieren casar, pero no tienen el tiempo para organizar la boda o simplemente les encantaría que alguien más, que conoce sus gustos y deseos, les apoye con esta logística.

La idea de las "bodas clandestinas" es que los novios recuerden el momento en que se conocieron y por qué se enamoraron.

"Por ejemplo, si cuando se conocieron la chica andaba un vestido rojo, pues para la boda puede usar un vestido rojo para recordar el día en que se enamoraron, o si se conocieron en una carrera de ciclismo, podría llegar cada uno en su bicicleta al mismo tiempo a la boda y sorprender así a los invitados", comentó la creadora.

En cuanto a la gastronomía, Mariela ofrece una lista de 40 chef alrededor del país, quienes podrán complacer a los novios en lo que realmente les gusta y no comida para agradar a los demás.

Si desea más detalles, puede contactar a la emprendedora de este ingenioso proyecto por medio del correo [email protected]

TW QQSM