Última Hora

La historia de los legionarios costarricenses en el fútbol de España sigue creciendo.

Este miércoles se confirmó que el joven portero costarricense Patrick Sequeira, de 21 años, jugará a préstamo con el Celta de Vigo de la Liga Española, luego de brillar desde el 2017 con el Real Unión Club, equipo de la Segunda B de España.

De esta forma, Sequeira se sumará a la lista de futbolistas ticos que militaron con un club “grande” de España, pese a que los planes del Celta al parecer es llevarlo despacio.

La idea del club gallego es que el tico participe activamente de los entrenamientos con el primer equipo, pero que dispute partidos con el filiar, el Celta B, en la Segunda B de España.

Curiosamente ahí podría enfrentar al otro costarricense, Celso Borges, que se confirmó jugará con el Deportivo La Coruña en esta categoría.

Los que han llegado a Primera.

No cabe duda que el primero en lograrlo fue Alejandro Morera Soto de 1933 a 1935 al llegar al FC Barcelona.  

Morera tuvo un paso exitoso en el fútbol de España y pese a que solo ganó un Campeonato de Cataluña, logró marcar 68 goles en 78 partidos disputados en tres temporadas, según explica el sitio Buzón de Rodrigo, especialista en el recuento de legionarios.

Tras el Mago del Balón también destacaron los costarricenses Jorge Dávila, Jorge Quesada 'Quesadita' y Jesús 'Chiseta' Rojas. Todos ellos los hicieron con el Real Deportivo Español de Barcelona en 1936, última liga en disputarse antes de la Guerra Civil Española y que obligó a los ticos a marcharse.

Luego pasaron casi 30 años para que aparecieran los ticos Danilo Montero con el Sevilla y Juan Ulloa con el Real Betis de Sevilla quienes disputaron una temporada en 1962.

También se les unió Carlos 'Cayaca' Marín y Juan Garita con el Real Murcia (1962-63).

Gabelo Conejo volvió a destacar y poner en el firmamento a los ticos en España con un gran trabajo en el Albacete (1991-92 y 1993-94).

A Gabelo le siguieron Hernán Medford con el Rayo Vallecano (1991-92), Rónald 'La Bala' Gómez con Sporting de Gijón (1996-97) y Hércules de Alicante (1997-98).

Con la llegada del nuevo siglo, Paulo Wanchope fue el encargado de abrir la brecha en el 2004 y 2005 con el Málaga, pese a que vivió problemas de racismo en este país.

Más tarde fue el turno para que Keylor Navas aterrizara a España en el 2010 con el Albacete y de ahí diera el salto al Levante (2011 al 2014) y luego al poderoso Real Madrid (2014-2019) donde ganó absolutamente todo, incluidas tres Champions League.

Al mismo tiempo que Navas también jugaron en la Liga Española Joel Campbell en tres ocasiones (dos ocasiones con el Betis y otra con el Villarreal), Celso Borges con el Deportivo La Coruña, su actual equipo solo que en tercera división y Óscar Duarte con el Espanyol y actualmente con el Levante.

Además, según el sitio Buzón de Rodrigo, la lista crece todavía más cuando se toman en cuenta otros ticos que han pasado por este fútbol pero que en otras categorías como: Humberto Cerdas con los clubes Jerez de Andalucía (1976-78), Levante de Valencia (1978-80), Conquense de Cuenca (1980-82), Getafe de Madrid (1982-84), Las Rozas de Madrid (1984-85 y 1987-89) y Valdepeñas de La Mancha (1985-87),  Roberto Flores en el Valencia (2002-2003), Villarreal (2003-2004), Castellón (2005-2006), Monzón C. F. (2007), Balaguer C. F. (2008) y Tarrega U. E. (2009) o Alfonso Quesada y Dave Myrie con el Barbate C.

España, escuela de muchas legionarias.

La Liga Española ha contado también con la presencia de muchas futbolistas que han dejado muy en alto el nombre de Costa Rica.

Entre las que destacan Gabriela Trujillo con el Hércules Femenino entre 2004 y 2009, Lixy Rodríguez con el Santa Teresa de Badajoz y Sporting Tacón, hoy Real Madrid, Wendy Acosta, Unión Deportiva Granadilla de Tenerife, Katherine Alvarado y Daniela Cruz con el Espanyol de Barcelona.

Actualmente, militan dos costarricenses en la primera división de España, se trata de la portera Noelia Bermúdez y Stephanie Blanco con el Deportivo La Coruña Abanca.