Última Hora

La historia es muy común en los últimos años. Se anuncia con bombos y platillos la salida del joven talento. El jugador irá a una liga B o hasta C de Europa, tal vez para comenzar a forjar su camino como lo hicieran de forma exitosa Bryan Ruiz o Keylor Navas.

Pero, tras muchos meses en silencio y prácticamente sin jugar o marcar diferencia en su club, la joven figura anuncia su regreso y retorno al fútbol nacional. El talento no reventó y regresa a casa.

Este tipo de casos son cada vez más frecuentes en el fútbol nacional.

Ian Smith, Jimmy Marín, Pablo Airboine, Dylan Flores, Bryan Rojas y el último caso de Wilmer Azofeifa, son algunos de los jugadores que se perfilaban a brillar y terminaron viniendo al país por su “segundo aire”.

Lo preocupante es que la mayoría de ellos ni siquiera supera los 22 años de edad y esto pone en peligro al mercado costarricense en el exterior y que tanto costó posicionarse, no fue hasta que vino Brasil 2014 que ayudó a impulsar las ventas de jugadores.

¿Se está exportando jugadores a lo loco? ¿Se van muy inmaduros los futbolistas ticos? ¿Le cuesta tanto adaptarse a las ligas y sobre todo al país a dónde llegan?

Dos exlegionarios que brillaron en sus diferentes torneos tratan de explicar este nuevo fenómeno que le está ocurriendo al jugador joven.

Uno de ellos es Mauricio Wright, defensa de la Selección Nacional y quien jugará en Guatemala, China, Estados Unidos y tuviera su momento cumbre con el AEK de Atenas.

“La pandemia podría ser ya al final el detonante que se suma a la poca actividad que tienen también. Hay que tener claro que no todo el mundo triunfa a nivel internacional”, comienza explicando el exdefensor y actual técnico.

“Para vivir fuera de Costa Rica hay que ser muy fuerte, hay que adaptarse al idioma, a cambios radicales de juego, comida, clima y muchas situaciones que el fútbol te presenta. Si no hay esa fuerza interna lo más normal es que van a regresar”, añadió Wright.

Por su parte, Rolando Fonseca, quien brilló con el Comunicaciones de Guatemala y tuvo acción en el fútbol de Colombia y México, cree que es más responsabilidad de los agentes que de los propios jugadores.

“Lo primero es que hay que tomar dos aristas para tomar este tipo de decisiones. La primera es que hoy en Costa Rica se está jugando el campeonato, mucho de estos jugadores necesitan ritmo.

Número dos, muchos de ellos han perdido la oportunidad allá y se fueron. Esto es una gran responsabilidad para los agentes, pues si los llevan y seis meses después se devuelven se les cierran las puertas para el resto de futbolistas. Más que exportar a lo loco, es la oportunidad que tiene un empresario para ganar platilla y no le preocupa nada más, yo no culpo al futbolista, culpo al empresario”, indicó el goleador histórico de la Selección Nacional.

Reencuentro que sale caro.

Para ambos exfutbolistas, es claro que el joven futbolista no logra adaptarse bien a su liga o país de ahí que retorna al fútbol nacional para “reencontrarse con su fútbol” pues en el Viejo Continente u otras ligas apenas juegan.

“Si regresan es porque necesitan reencontrarse, pues algunos no tenían minutos. Es reencontrarse con su fútbol y cosas positivas que el país se lo puede dar, eso sí ellos tienen que entender que tienen que marcar una diferencia por venir del extranjero”, explica Wright.

Este regreso ayuda a alimentar el campeonato nacional, pero en definitiva les sale caro a los propios jugadores que desaprovechan la oportunidad y cierran las puertas al mercado.

“Después del 2014 para muchos jugadores con muy poco los ponen en Europa, pero no por culpa del jugador, si no por culpa de los agentes que ya cobraron una comisión y esos mismos se convierten en boomerang, pues cuando manden otro, ellos mismos le van a decir a usted, ‘no porque el último duro solo seis meses’”, manifestó con crítica Rolando Fonseca.

Ambos coinciden que a muchos de estos jóvenes les falta fuerza de voluntad para adaptarse a las condiciones.

“Para vivir fuera de Costa Rica hay que ser muy fuerte. Hay que adaptarse al idioma, a cambios radicales de juego, comida, clima y muchas situaciones que el fútbol te presenta, si no hay esa fuerza interna lo más normal es que van a regresar”, sentenció Wright.

“Creo que muchos de estos chicos cuando tengan 27 o 28 años van a decir, ¿cómo me regresé? ¿cómo no aproveché mi paso en Europa? pero se van a arrepentir

“Ahora muchos vienen a hacer un sacrificio económico al país para volver a encontrar su nivel, tal vez si llegan con solidez económica si supieron aprovechar el dinero que ganaron allá. Yo para recomendar un jugador a Europa es para que no regrese y es un fundamento que necesitamos pulir acá en Costa Rica”, concluyó Fonseca.

Últimos legionarios jóvenes en volver al país:

Ian Smith

Edad: 22 años

Equipos: Santos de Guápiles, Hammarby (Suecia), Norrköping (Suecia) y Alajuelense.

Situación: Fue campeón con el Hammarby. Tuvo una buena participación con 40 partidos en año y medio, pero últimamente apenas jugaba. Retornó al país y fue anunciado como jugador de Alajuelense.

Jimmy Marín

Edad: 22 años

Equipos: Saprissa, Belén, Herediano y Hapoel Be'er Sheva y F. C. Ashdod (ambos de Israel)

Situación: Dejó tirada la Copa Oro y La Sele hace un año para marcharse al fútbol de Israel. Allá militó en dos equipos. En el primero disputó solo 13 compromisos, fue enviado a préstamo al Ashdod donde apenas jugó tres compromisos. Actualmente es el más buscado, pero todo hace creer que jugará con Saprissa.

Wilmer Azofeifa

Edad: 26 años

Equipos: Santos de Guápiles, Sarpsborg 08 (Noruega), San Carlos

Situación: Apenas disputó 9 partidos en un año. Se devolvió y firmó con San Carlos para la próxima temporada.

Pablo Airboine

Edad: 22 años

Equipos: Santos de Guápiles, Sarpsborg 08 F. F. (Noruega), H. B. Køge (Dinamarca), San Carlos

Situación: Se marchó hace un año y recién acaba de firmar con San Carlos. En un año, tras militar en la liga de Noruega y en Dinamarca, solamente disputó un partido.

Bryan Rojas

Edad: 22 años

Clubes: Carmelita, Tromso (Noruega) y Herediano

Situación: Apenas disputó 12 partidos en seis meses con el Tromso de Noruega y se devolvió a las filas del Herediano.

Fabrizio Ramírez

Edad: 23 años

Clubes: Herediano, Belén, Santos, Guadalupe y O’Higgins (Chile)

Situación: Disputó 19 compromisos en su club el O’Higgins al que llegó en forma de préstamo por el Herediano. El jugador volvió a las filas de los rojiamarillos luego de seis meses.

Gerson Torres

Edad: 22 años

Clubes: Belén, Herediano, América (México), Necaxa (México), Herediano

Situación: Se fue con mucha fuerza al fútbol mexicano donde estuvo con las Águilas del América y el Necaxa. En casi dos años disputó apenas 13 compromisos. Regresó al Herediano.